Las políticas de devolución de colchones

En el post de hoy aclaramos dudas sobre las políticas de devolución de colchones. Un lector nos ha escrito para contarnos que ha comprado un colchón y no satisface sus gustos y necesidades. Tras acudir a la gran superficie donde lo ha comprado le han dicho que no puede devolver el colchón por temas de higiene.

A este lector le gustaría saber cuáles son las políticas de devolución de colchones, bases tapizadas o toppers.

Cuándo se puede devolver un colchón

La Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios establece la normativa donde se engloban las políticas y derechos de devolución. Es de obligado cumplimento por parte de los distribuidores y comerciantes.

Aunque los comercios pueden establecer sus políticas de devolución, éstas siempre deben cumplir la Ley. Además, estas políticas deben ser claras, transparentes y estar siempre accesibles para el consumidor final.

Si nos centramos en las políticas de devolución de colchones, estos productos de descanso se pueden devolver no solo en casos de defecto de fabricación o desperfectos en el envío, transporte o montaje.

Un colchón se puede devolver hasta en 14 días, sin que haya incidencia o anomalía en el producto, y siempre que no se haya fabricado en medidas especiales. Es decir, aquellas medidas que no se consideren estándar.

políticas de devolución de colchones

Los artículos que presenten incidencia, anomalía, defecto de fábrica, dentro de los 3 primeros años desde su recepción, y habiéndoles dado un uso adecuado, podrán ser reparados, parcialmente o en su defecto sustituidos por uno igual o similar.

Son 3 años desde enero de 2.022, hasta entonces la garantía de los productos era de 2 años. Modificación en la Ley General de Defensa de los Consumidores y Usuarios en España.

Medidas especiales de los colchones

Las medidas especiales son aquellas, como decimos, que no se consideran estándar. Por lo general, son los colchones cuyo largo no es ni 180, ni 190, ni 200 cm y cuyo ancho es distinto a los 90, 105, 135, 150, 160 o 180 cm.

Los colchones cuyas medidas no son standar, que están fuera de estos tamaños tarifados por el fabricante, no son susceptibles de  devoluciones y el comercio debe informar claramente de este hecho.

El problema es que muchos establecimientos tanto físicos como tiendas online se aprovechan de ese concepto de «medida especial» para no permitir el cambio de casi ninguna medida.

Derechos de las compras online de colchones

Los derechos para devolver una compra, de un consumidor online, son mayores que los de un usuario que compra en tienda física. Y este defensa del consumidor tiene su lógica en que el usuario de internet no está en contacto físico, ni ha podido probar, tocar… como el usuario de tienda física, que en muchas ocasiones sí ha probado el colchón.

políticas de devolución de colchones

Nuestro consejo es que antes de realizar una compra en un establecimiento online, el consumidor se informe de sus políticas de devolución.

Probar el colchón con el plástico, sin desembalar

Esta es otra «ocurrencia» que hemos encontrado en algunas webs de venta online de colchones: tiendas online que obligan al probar el colchón con el plastico. Es imposible probar bien un colchón sin haberlo desembalado, y así poderlo probar en una situación normal.

El no permitir que los colchones, bases tapizadas o canapés, no se puedan probar sin desembalar no tiene sentido, y esto lo hacen algunas tiendas online. Obligan a probar el colchón con el plástico.

Estos elementos de descanso no están en contacto directo con el cuerpo. Están protegidos por fundas de colchón, sábanas y por el propio colchón en caso de ser una base. De modo que la higiene no es una excusa para denegar la devolución del colchón.

Devolver el colchón en su embalaje original

Recientemente cambió la ley a este respecto, y ya no es necesario devolver el producto en su embalaje original, tal y como aún siguen rezando las condiciones contractuales de muchas tiendas online de colchones.

Ahora sí, es muy conveniente conservar el embalaje original, durante al menos los 14 días de plazo previstos para el desistimiento, para devolver el producto adecuadamente si no es del agrado del comprador.

Si para su devolución, no se usa el embalaje original para garantizar la protección de lo comprado, deberá protegerse en su defecto, por un embalaje suficiente. Pues el vendedor podrá exigir al comprador una indemnización equivalente a la perdida de valor que hubiera sufrido el producto durante la logística inversa.

Para evitar este tipo de inconvenientes, es fundamental antes de comprar que se consulten las políticas de devolución de colchones y demás elementos del equipo de descanso.

En un post anterior os dimos las claves de cómo hacer una compra online segura.

Políticas de devolución de almohadas, fundas, sábanas y más ropa de cama

Los productos como almohadas, fundas de almohada, sábanas sí están en contacto con la piel de un durmiente, por lo que los comercios si pueden aludir términos de higiene para denegar la devolución una vez que sean desembalados.

❮ AnteriorSiguiente ❯

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *